Dónde comer en Praga

Dónde comer en Praga

El plato más típico de Praga es el goulash en sus múltiples variantes, un sabroso y consistente plato preparado a base de estofado de carne con vegetales. En este apartado os presentamos las mejores zonas para comer en Praga y los platos típicos más deliciosos.

La gastronomía checa se basa principalmente en la carne de cerdo y, en menor medida, en la de pollo y ternera. También se elaboran recetas con la carne de otros animales, aunque la República Checa no es el mejor destino para los aficionados al pescado.

Platos típicos de Praga

Estos son algunos de los platos típicos que podréis encontrar en los restaurantes de Praga:

  • Kulajda: Sopa cremosa preparada a base de puré de patatas, setas y leche agria.
  • Knedlíky: Bolas de harina hechas a base de patatas o pan rallado.
  • Chlebicky: Pequeños canapés de diferentes ingredientes.
  • Utopenec: Salchichas maceradas con pimiento y cebolla frita.
  • Bramborák: Tortillas fritas hechas a base de patatas, huevos, harina, cebolla y otros ingredientes.
  • Šopský salát: Ensalada de tomate, pepino, cebolla, pimiento y queso blanco.
  • Tlačenka: Cabeza de jabalí con cebolla y pan.
  • Pražská šunka: Jamón de Praga.
  • Chocroute: Col fermentada.
  • Kolache: Pastel relleno de compota de frutas.
  • Vánočka: Pan tradicional similar al brioche que se prepara en Navidad.
  • Goulash: Plato especiado preparado a base de carne vacuna, cebollas, pimiento y pimentón.
  • Slivovice: Bebida alcohólica de zumo de ciruela.
  • Palačinky: Crepe que se rellena de helado, fruta asada o mermelada.

Para ayudarte a elegir los platos, te recomendamos echar un vistazo a las expresiones útiles en los restaurantes.

La cerveza en Praga

Los aficionados a la cerveza que tengan pensado viajar a Praga están de enhorabuena ya que, en casi cualquier bar o restaurante, una cerveza de medio litro cuesta entre 25 (1 US$) y 40 (1,60 US$). Además hay que añadir que la calidad de la cerveza es excelente.

La cerveza comercial más conocida es la Pilsner Urquell pero, una de las cosas que hacen especial a Praga, es que muchos locales fabrican su propia cerveza, por lo que la variedad está asegurada.

Engañando al turista

Uno de los problemas típicos a la hora de comer en Praga es que en gran parte de los restaurantes intentan estafar al turista de una u otra manera.

Lo más común es que, al pedir la cuenta, el camarero haga las cuentas de memoria o en un papel, lo que en muchos casos origina errores "accidentales". En este caso lo mejor es pedir la factura oficial, incluso podéis decir que es para presentar en la empresa.

Comer en la calle

Si queréis comer barato en Praga, lo más recomendable es aprovechar los puestos callejeros. Lo más típico son las salchichas de todo tipo, aunque también es posible encontrar hamburguesas y otros tipos de comida rápida.

Los precios van desde 10 (0,40 US$)​ hasta 50 (2 US$), con lo que por aproximadamente 1 (1 US$) podréis matar el hambre con un sabroso perrito caliente.