Catedral de San Vito

Catedral de San Vito

La Catedral de San Vito es la catedral más importante de Praga y uno de sus monumentos más significativos. 

La Catedral de San Vito se encuentra en el interior del Castillo de Praga.

Su construcción comenzó en 1344 por orden de Juan de Luxemburgo y, tras varias épocas y arquitectos diferentes, se terminó finalmente en los siglos XIX y XX. La Catedral de San Vito abrió sus puertas al público a finales de 1929.

La catedral alberga la tumba de Wenceslao IV (El rey bueno), las Joyas de la Corona, y es el lugar de coronación de los reyes de Bohemia.

Subir a la torre

Si queréis tener las mejores vistas de Praga y no os importa hacer un poco de ejercicio, podéis subir a las torres de la catedral por sus escarpadas escaleras de caracol. Desde la cima tendréis una visión magnífica del Puente de Carlos, Staré Město y Malá Strana.

La altura de la torre más elevada son 99 metros, y las de las dos torres gemelas 80 metros.

Horario

Desde marzo hasta octubre:
De lunes a sábado: de 9:00 a 18:00 horas.
Domingos: de 12:00 a 18:00 horas.
Desde noviembre hasta febrero:
De lunes a sábado: de 9:00 a 16:00 horas.
Domingos: de 12:00 a 16:00 horas.

Precio

Entrada gratuita.

Transporte

Tranvía: Prazsky Hrad, línea 22.

Lugares próximos

Castillo de Praga (143 m)
Hradčany (238 m)
Callejón del Oro (292 m)
Iglesia de San Nicolás (348 m)
Malá Strana (424 m)